Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - Por qué ser alto te puede poner las cosas más fáciles para ser portero - portero-futbol-psicowisdom.jpg

Por qué ser alto te puede poner las cosas más fáciles para ser portero

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Jan 27, 2021

  Un portero alto o un portero gordo, la solución popular para cualquier pachanga que se precie. Seguramente lo habrás podido ver en el patio de colegio o en el partido de amigos, la elección de portero casi siempre es parecida. La lógica nos dice que un portero alto o gordo tapa más portería.

  Sin embargo, eso no debería ser del todo así, aunque parece que el fútbol de élite también ha asumido esa máxima. He de aclarar, que eso ocurre sobre todo en el caso de los altos, los futbolistas gordos ya son anomalias en el fútbol actual.

¿Por qué preferimos al portero alto?

Realmente la altura es solo la punta de lanza de lo que se busca en un portero de élite.

El guardameta ideal es un portento físico.

  En este punto sí que podemos hablar de que tapará mejor la portería, pero lo hará gracias a sus cualidades en plural. Desde el fútbol base se intenta encontrar al portero perfecto y este siempre ha estado relacionado con una altura potencial alta. Como ocurre en la NBA con los jugadores exteriores, que cada vez se intentan que sean físicamente más potentes (y altos), en el fútbol ocurre lo mismo.

  No pasa solo en la demarcación de portero, pero sí que es la que más tiempo lleva buscando un prototipo de jugador así. La obsesión por la altura es evidente entre los ojeadores. En las grandes canteras podemos observar ese hecho con guardametas de tamaño muy superior a sus compañeros (algo que cada vez se ve más en los delanteros también).

La altura es el futuro (y deberías saberlo)

  No es necesario medir 1.90 para ser portero, pero como exponía antes con el caso de la NBA donde el futuro va hacia los superhombres, parece que el camino del fútbol es similar.

  Por ese motivo, y preveniendo que el juego aéreo será una herramienta clave para todo futbolista, el portero debe dominar las alturas. Los futbolistas cada vez son más fuertes físicamente y el portero debe ser el más fuerte entre los fuertes. De hecho, la foto del artículo es bastante representativa: Gianluigi Donnarumma (el portero del futuro) al lado de una estrella de la NBA, Danilo Gallinari, y la diferencia de altura es mínima. 196 cm del portero del AC Milan por 208 cm del alero NBA.

Buffon, el molde en el que fijarse

  Gianluigi Buffon marca el camino para porteros como Thibaut Courtois, David De Gea o Gianluigi Donnarumma. El meta italiano es un meta clásico, pero sirve como referencia física para el meta del presente y del futuro. Buffon posee todo lo que el portero necesita a nivel físico: altura, coordinación y flexibilidad.

La altura no es lo único, ¿qué más necesito para ser un portero físicamente preparado?

  El tema físico es vital para un guardameta, pero no todo es cuestión de genética. Los porteros actuales tiene un trabajo físico espectacular. Javier Falagán, exportero de Primera División, nos habló en Masliga de lo que necesitaba un guardameta de élite.

Javier Falagán (entrenador de porteros del Coruxo, exguardameta del Compostela en Primera División)

 

Ser alto está bien, pero se puede triunfar siendo bajo

  ¿Entonces si mido menos de 1.80 mejor lo dejó, no? ¡No! Si algo nos ha enseñado la historia es que hay porteros bajos que también pueden destacar. Iker Casillas lo nombra Javier Falagán como el referente, pero hay muchos otros. Keylor Navas apenas llega al 1.80.

Jorge Campos medía 1.70 y no dejaba a nadie indiferente. René Higuita estaba en 1.75 y seguro que todo el mundo sabe quién es. Fillol rascaba el 1.80 y tantos otros. 

0 comentarios