Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - El fútbol y LaLiga en tiempos de COVID-19 - 95f5565893c35d9f11ee4455f9b43fa13b8a51ba.jpg

El fútbol y LaLiga en tiempos de COVID-19

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Dec 09, 2020

   El fútbol ha vuelto a nuestras vidas. La pandemia de COVID-19 ha trastocado al deporte rey y ha hecho que la "nueva normalidad" también lo sea para estos partidos que de momento se celebran sin público en los estadios, algo que como poco hace que ver esas retransmisiones sea bastante raro.

   Para tratar de aliviar esa sensación en LaLiga y MediaPro llevan algún tiempo preparando soluciones alternativas para las retransmisiones. El Sevilla-Betis que se celebró esta semana daba la opción a los espectadores de poder verlo con público y sonido de gradas virtual. Muchos se han reído del resultado, y aunque el efecto del público virtual no tiene nada que ver con el que ya se usa en videojuegos como FIFA 20, el sonido de ambiente sí aporta una diferencia llamativa a la emisión.

El público virtual no parece público, pero tampoco es para tanto

   Los planes de LaLiga llevaban tiempo en marcha. Javier Tebas, presidente de la competición, explicaba cómo "llevamos trabajando desde el inicio de la pandemia" y se inspiraron en la Bundesliga para ofrecer dos opciones. Los espectadores pueden activar ese público y sonido de ambiente virtual, o bien ver la emisión sin dichos elementos.

   El resultado se pudo ver en el Sevilla-Betis, un derbi histórico que lo fue aún más por suponer la reactivación del fútbol de primera división en España tras el parón obligado por la pandemia del coronavirus.

   En las redes sociales ha habido una enorme cantidad de críticasbromas y memes sobre el efecto que causa ese público virtual. En una encuesta en Marca el 68% de los encuestados indicaron que el resultado no les gustaba, "no parece público" de verdad. Al 32% el efecto permitía darle "colorido" al partido, pero lo cierto es que se han visto numerosos mensajes en redes como Twitter criticando el resultado.

   La comparación con el público que aparece en los videojuegos es lógica: el efecto en títulos como FIFA 20 es realmente llamativa, con los aficionados muy bien representados con modelos virtuales muy distintos en su aspecto y vestimenta.

   En lugar de eso, el público virtual implementado en estas retransmisiones no tiene cara, es como decía un usuario una especie de "confetti" que da colorido a las gradas pero que no parece tener la ambición de presentar al público que por ejemplo sí muestran los videojuegos de fútbol. Ese efecto además no es permanente: el público virtual aparece en las cámaras principales, pero no en primeros planos de los jugadores que se intentan tomar con perspectivas que eviten generar ese fondo.

0 comentarios